sin-tv-familia-comunicacion-caritas-felices-de-maria

Almorzar no es ver televisión

La televisión, enemiga en las comidas. Esta encuesta también quiso averiguar en qué medida el ambiente familiar influye en otros hábitos saludables como una alimentación. Para ello los investigadores preguntaron a los padres por el entorno donde se realizaban las comidas en casa, si en él había televisor, si este estaba encendido cuando se sentaban la mesa y la cantidad de verduras que sus hijos comían.

Aquellos padres que se habían preocupado por generar un buen ambiente durante las comidas, tenían más probabilidad de asegurar que sus hijos comieran alimentos más saludables. De este modo, cuanto más lejos estuviera el televisor de la mesa donde se sienta la familia, más posibilidades había de que los niños de este hogar tomasen verduras habitualmente.

No basta con decir al niño “hazlo”, los padres también tienen que llevar estas prácticas a cabo. Para ello se requiere un esfuerzo por parte de los progenitores. Cuando los hijos ven que los mayores actúan de un modo, copian esta forma de proceder porque los adultos son un referente para los más pequeños de la casa.

Para ello los padres tienen que aplicarse las normas que quieran que sus hijos mantengan para llevar una vida saludable. Por ejemplo, si queremos fomentar la actividad física y evitar el uso excesivo de los dispositivos electrónicos, nosotros tendremos que controlarnos en su uso y no fomentarlo para que los niños estén tranquilos.. En la mesa, el ejemplo de los padres será la clave para que los niños compartan con ellos una dieta equilibrada. Hacer familia

Comenta esta noticia:

Comentarios

To Top
Shares